Miofascial

Terapia Miofascial

Miofascial

¿Qué es la terapia miofascial

La Inducción Miofascial es un concepto de tratamiento de las lesiones del aparato locomotor, a base de técnicas de evaluación y tratamiento, de compresiones manuales tridimensionales sostenidas a través de diferentes niveles de movimientos corporales en todo el sistema fascial, con el objetivo de eliminar las limitaciones funcionales.

La aplicación de las técnicas se puede definir como una combinación de presiones sostenidas, posicionamientos específicos y muy suaves estiramientos.

La eliminación de las restricciones permite reestablecer el equilibrio corporal, eliminar los síntomas dolorosos y recuperar la alterada función del aparato locomotor.

Beneficios de la Terapia Miofascial

Las Terapias Miofasciales se aplican particularmente en el tratamiento de lesiones del aparato locomotor. Entre el largo listado de las aplicaciones clínicas destacan por su efectividad los tratamientos de:

  • Algias vertebrales (lumbalgias, lumbociáticas, cervicalgias y dorsalgias).
  • Disfunciones de origen tendinoso: túnel del carpo,  codo de tenista,  codo de golfista,  síndrome de De Quervain, tendinitis bicipital, tendinitis del manguito de los rotadores,  pata de ganso, cintilla iliotibial y otros.
  • Hombro doloroso.
  • Fibromialgia – el tratamiento miofascial es un medio muy eficiente en el proceso de recuperación funcional de pacientes con síndrome fibromiálgico. Permite mejorar la función, disminuye la rigidez mananera, ayuda a combatir el dolor.
  • Tratamientos de recuperación postquirúrgica.
  • Cefaleas de origen mecánico.
  • Fascitis plantar.
  • Cicatrices postraumáticas y postquirúrgicas.
  • Síndrome de salida torácica.
  • Disfunciones de la ATM.
  • Síndrome postlatigazo cervical (Whiplash).